Hoy es sábado. Si bien aquí hace frío y está nublado (como viene sucediendo día a tras día a lo largo de muchas semanas), hemos empezado a transitar la cuadrícula de septiembre. Es decir que este inclemente y larguísimo invierno tiene los días contados: pronto triunfará otra vez la primavera…
Y cuando eso suceda, como si respondiéramos a un misterioso llamado, todos invadiremos las calles, las plazas y las riberas para embriagarnos con bocanadas de aire perfumado. Insinuante,
cada tarde el sol irá demorándose un poco más sobre el horizonte y nos hará cosquillas en la piel. Nuestros corazones se llenarán de poesía y nuestras almas, gozosas, delinearán sonrisas en los labios, dándole la bienvenida a otro ciclo de vida.

Te exhorto a que vayas preparando las alas para ese vuelo por los jardines de la vida. Ya falta muy poco. Es sólo una cuestión de paciencia.

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM