CIELO PATAGÓNICO
 
de Amilcar Amaya (*)

Quién puede sustraerse al encanto
del misterioso embrujo de tu cielo,
inmensidad tendida como un velo
más allá de los sueños y más alto.

De día te cubre luminoso manto
llenándonos de paz y de consuelo,
de noche, las sombras y desvelos
y encendidas estrellas para el canto.

Quién no sintió vibrar su fantasía
deslumbrado por sus atardeceres
junto al mar, meseta o cordillera

o sintió que su alma estremecía
ante la magia de tus amaneceres,
magia renovada en cada espera.

(*) El autor nació en San Javier, provincia de Río Negro. Egresado de la Escuela Normal «Eliseo I. Schieroni», de Viedma, ejerció la docencia en Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Este poema mereció la Corona de Plata del Eisteddfod del Chubut en el año 1988.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM