LA TIERRA QUE ME DISTE
              Por Antonio Vicente Ugo (*)
Un sencillo sonido de campana
en una tarde azul y transparente,
el viento alegre porque no se siente
y el mar de un color de porcelana.
La aurora grana pero no caliente,
el helado perfil de la mañana,
y luego el mismo día se engalana
en la tarde amarilla hacia el poniente.
Las bardas a lo lejos semejando
el farallón del valle protegido
que al norte y al sur se van sumando.
Una pena de ayer me pone triste,
siento la tierra donde yo he vivido
porque ha sido la tierra que me diste.
(*) De su libro “La tierra que me diste”- Editorial Vinciguerra, Buenos Aires, 1994.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM