LEJOS SE VE LA ESTACIÓN
 
 
 
                                
 
Por Angelina Covalschi (*)

 

2 de noviembre de 1994

Una calle larga desde las chacras al pueblo

y en el medio la Estación.

Guarda la memoria,

los olvidos,

como los viejos de Sarmiento.

La calle junta veranos

a la una y media de la tarde.

Mis pies chicos destiñen

la senda de piedras y vientos amarillos.

Desde lejos ya veo la estación.

Busco ojos en los patios,

saludos de manzanas y de perros.

Camino despacio;

siempre es temprano para la llegada

del tren.

La estación huele a guisos y a retama.

Un montón de espaldas aguarda en los bancos.

Siesta de ojos abiertos.

Cebollines los ojos.

Andenes mirados,

vueltos a mirar.

Caras de arpillera y de maíz.

Brazos de canales y de río.

Dos bancos de madera, en la estación.

El humo salta desde el tren

como las riendas de un caballo.

Nos busca con silbatos, con hierros chillones.

Las caras pegadas

contra las ventanillas.

Uno a uno, los dos rostros:

el del vidrio y el que se hamaca

en el aire.

El tren empuja a la calle.

La acuesta entre los álamos.

Despierto la tarde de los abuelos,

en Colhué Huapi.

Les cuento que en la estación

quedó don Jenkins,

el tío Baltuska, don Casimiro.

La estación es un gajo de la vida;

dobla los ojos,

lengüetea en los vástagos,

abraza los silencios,

la llegada,

la partida.

 

(*) Reconocida escritora patagónica. Nacida en Sarmiento, reside actualmente en Rada Tilly. Es profesora de Lenguas y Literatura. Publicó, entre otras obras, “El puente” (cuentos, 1976), “La profanación” (novela, 1993), “Más fuerte que el fuego” (vida y obra del Padre Juan Corti, novela, 1998), “Monsieur el Rey” (novela, 2009. Segundo premio del Bienal Premio Federal 2008) y “Las dunas” (novela, 2011). Sus poemas y cuentos fueron recogidos en varias antologías nacionales y extranjeras.

 

Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM