GRAN SALITRAL DEL GUALICHO

          Por Ramón Minieri (*)
 
 
 
Cuarenta leguas de cristal
un mar
antiguo
cifrado
por milenios de alambique
refulge el salitral
el relicario
sin sombra
sin un río
puberal
ni promesa ni descuido.
Aquí
la única palabra
es el viento
y cuando el viento proclama
un jubileo
de lluvia
es un momento
víspera del barranco
del derrumbe
que hace aflorar
un dinosaurio en ancas
y el cielo se lo monta.
 
(*) Escritor de Río Colorado.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM