LLUVIA EN LA CUENCA

 

Por Aurelio Salesky Ulibarri (*)
 

 

Toda la noche estuvo lloviendo
sobre la cuenca del Golfo San Jorge…
Me despertaron los chaparrones
Cuando arreciaban,
y a la mañana,
aun recubiertos de nubarrones los horizontes
y opaco el cielo,
todo el paisaje se mostró limpio,
un refrescante olor a tierra
como un saludo desprendió el campo,
y entre las frondas de unos pinares,
únicos guardianes de una plazuela,
oí el gorjeo de una avecilla, grácil, contenta.
Toda la noche estuvo lloviendo
sobre la cuenca del Golfo San Jorge…
El golpeteo sobre mi techo
más sosegado tornó mi sueño,
y esa mañana,
cuando aún dormidas yacían las brisas,
sobre las tenues y húmedas hojuelas
de los arbustos se sostenían,
muy relucientes y pequeñuelas,
fértil tesoro de aguadas perlas.
Toda la noche estuvo lloviendo
sobre la cuenca del Golfo San Jorge…
¡Cuánta tibieza entre las sombras
tenía mi lecho!
Y a la mañana,
sobre los montes que caen abruptos
hacia las costas de la caleta,
algunas nubes se desplazaban
rozando apenas las grises cuestas.
Toda la noche estuvo lloviendo
sobre la cuenca del Golfo San Jorge…
¡Rumor bendito sobre un tejado!
¡Dulce goteo sobre los campos!
(*) Escritor chubutense, nacido en cercanías de Dolavon.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM