La Lid

Por Jorge Baudés(*)
Languidece la tarde.
El sol declina su reinado y se somete
a la negrura espesa de la noche.
Victoriosa, se yergue ella.
Vasallas de aquél, enhiestas las estrellas se resisten
 encendiendo antorchas titilantes.
La oquedad del infinito las envuelve y amenaza.
En enhebrados destellos
sostienen encarnizada lucha por la luz difume
hasta agotarse  entre sí en eterno duelo.
El alba, deviene entre los contendientes, silencioso.
(*) Escritor chubutense.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM