aquel horizonte

 

Aquel horizonte… Aquí… (*)

De Ester Faride Matar

 

 

En «Aquel horizonte… Aquí…», Ester Faride Matar crea escenarios que se entrecruzan, se desdibujan y se funden. En la tierra oriental de su progenie o la patagónica que la viera nacer, crecer y madurar, la autora, de magnífica sensibilidad, descubre las fibras que sostienen su vida y nos sumerge en experiencias diversas, desde las más pueblerinas hasta las más sofisticadas. Lo hace siempre desde el lugar de una mujer que le pone el cuerpo a la vida, y que no se amilana frente a posibles contrariedades.

A lo largo de las páginas de esta producción, Ester nos convoca a vivir la vida apasionadamente. A bucear en lo más profundo de nuestras entrañas en la búsqueda incesante del ser/esencia que nos pertenece. La alegría y el amor, la sencillez y los valores, la familia y otros lazos afectivos van conformando el mundo que ella ha elegido disfrutar y que, afanosa, desea para todos… Desde sus vivencias más tempranas hasta su consagrado sueño de visitar el suelo de sus ancestros, se manifiesta el alma pura de una mujer que lucha por sus ideales, y que opta por transitar sus días con la misma solemnidad con la que se mueven las arenas de un desierto. Ella misma lo dice «la mejor nave para emprender un viaje es un libro, un poema, una ilusión plasmada sin descuidos».

Elías Chucair, escritor patagónico, al referirse a la literatura de la autora de «Aquel horizonte…», en el prólogo de libro que nos convoca, expresa: «Todo lo que escribe llega muy fácilmente con una altura y profundidad de infinito; igual que cuando evoca de su pequeño terruño del sur rionegrino, a aquellos extraños y testimoniales personajes que nutrían su atención de niña aún. Así abraza un lenguaje casi coloquial que acompaña su estado emocional desde lejos y ocupando un sitio importante de su memoria».

No conozco a Ester personalmente; sin embargo -a través de su poesía y también de su prosa lírica- he podido, como lectora, introducirme en el mundo que ella ansía compartir.

0 como dice la misma autora:

«Esta pequeña obra pretende regalarte un oasis en medio del desierto, con las huellas grabadas en las movedizas arenas de los días, y atesorar la extensión del universo, con luces y energías de atreverse a vivir sin maquillaje».

Olga Starzak

(*) CEN Ediciones – Centro de escritores/ras nacionales – Córdoba – 2009