velero-mimosa

VELERO MIMOSA

 

Por Poly Barletta (*)

 

Surcaste el Atlántico trayendo a tu bordo,
-¡Quién sabe qué sueños de paz y riqueza!-
en aquel puñado de seres valientes,
plenos de esperanzas, de Fe, de grandeza.

Partiste, dejando en la playa
un mundo de dicha ilusoria;
y sobre las aguas,
una estela de adiós para aquellos
que con luchas y miserias conquistaron la tierra y la historia…

Tierras desoladas les dieron abrigo,
Tierras desoladas, vestidas de gris y de frío.

Peregrinos por «tierras de nadie»,
anduvieron caminos de espinas,
huecos de esperanzas,
que ocultaban riquezas dormidas.

¿Qué pesar no sufrieron?
¿Qué infructuoso trabajo evitaron
por aquel bienestar anhelado?
¿Qué temor no vencieron?

Pero eran «cruzados» de una Fe siempre airosa,
y, perdida la patria lejana
detrás de tu estela, velero Mimosa,
revivieron de sus sueños muertos
-esos sueños de gloria o riqueza-
y vencieron los campos desiertos.

En su nueva, quimérica Gales,
bajo el cielo de nuestra bandera,
abrieron el surco, sembraron el trigo,
trazaron canales que el Chubut recorrió con sus aguas.

Y ese hilo de savia bendita
besando regiones sedientas;
Y el suspiro de alivio de la tierra cansada,
de la «tierra maldita» que se dio, doblegada,
fue la espada de aquella victoria
que grabó, en la paz del trabajo,
una página hermosa de historia.

 

(*) Ana Poly Barletta: Destacada docente chubutense, nacida en Cabo Raso. A pesar de su breve existencia dejó una fecunda obra poética, obteniendo en el año 1953 el primer premio en un concurso nacional de poesías. Este poema es del año 1982; fue presentado en la celebración del Gwyl y Glaniad del año 2013 en la Asociación de Residentes Chubutenses en Buenos Aires. Agradecemos a la señora Nancy Humphreys habernos permitido su publicación.