luna_angostura

 

FAROL DE LUNA

Por Magdalena Pizzio (*)

 

 

Hace frío.

La lluvia se ha secado

y un manto de neblina

desde el rocío de la tarde

oculta la noche.

La brisa corta la piel

pero no se siente

pues los pasos escondidos

en la tibieza de un abrazo

nos trasporta.

Y allá arriba

cómplice callada del momento

la luna redonda y roja

murmura una bella danza

entremezclada en la nube

que con un halo de misterio

sus líneas dibuja y ensombra.

Tan quieta, lejana, inalcanzable

y después por un instante

toca con su rostro sonriente

el horizonte lleno de luces…

Y se escapa.

 

 

(*) Escritora neuquina. Este poema fue tomado de su libro “Laberinto. Entre la muerte y la vida” (Imprenta La Piedad, Bahía Blanca, 2009).