costanera-gallegos

MICRORRELATOS

 

Por Ana Elisa Medina (*)

 

 

 

PRESENCIA

 

Atrapada en nostalgias, tiempos idos, irrecuperables. Cómo desearía tenerlos hoy otra vez niños a mis hijos ya adultos.

Desandar los errores, curar las heridas, que todavía duelen en el alma joven. Labriegos días pasaron y todavía persisten en calma soledad sin amor. Toda entrega fue vana en este caminar caminado, hipotecado.

Las manos vacías, aire limitado en doliente corazón.

 

COMPAÑÍA

 

En las noches de invierno solía salir a pasear por la costanera. Buscaba algo, un no sé qué de nostalgia de barcos. Cuando tenía frío volvía a su hogar pensando en antiguos viajes pero sus piernas ya no le soportaban el peso de los años.

Se derrumbaba en el sillón, tomaba unos mates mientras miraba la tele. A su lado en silencio la compañera de toda la vida le enrulaba el pelo.

La pasión se fue yendo de a poco con los años, pero quedaba la tibieza de estar juntos para seguir sobreviviendo la vida que cada vez era más difícil.

Los sueños de juventud se hicieron realidad y algunos, muy pocos quedaron en el camino, y por ellos seguían vivos.

(*) Escritora de Río Gallegos. Estos relatos están tomados de la antología “Santa Cruz. Sus escritores de fin de siglo” (Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Santa Cruz, Río Gallegos, 2005).