viento

 

MÁS ACÁ DEL VIENTO

 

Por Magdalena Pizzio (*)

 
 
 

Gime, susurra, parlotea
silba
viento que enmascara el balcón
de ceniciento polvillo
y espía por las rendijas
de la persiana
mientras las cortinas
tiesas y aburridas
de horas, de días
no adivinan otro horizonte
cansadas de colgar.
Más allá del viento
los faroles se hacen guiños
cuando las hojas bailotean
una danza circular
como queriendo subir
nuevamente
a las desnudas ramas.
Los pasos crujen
sus corridas de siempre
y los charcos lloran
entre huellas de bicicletas
basura, tierra, resaca
tristes.
Los gatos se silencian
en los tejados
y algún perro que se cree lobo
aúlla al temblor de las sombras.
Más acá del viento
cierro mis ojos
y te invento.

 

 

(*) Poeta neuquina.