NO PUEDO DEJAR QUE LOS OCRES ME ASOMBREN

 

Por Silvia Sánchez (*)

 

 

 

Soy piel de ocres.
Mis mesetas dibujadas
se delinean con la intemperie del amanecer
que enhebra la coherencia de mi imagen
de greda y sales.

 

Soy esto que soy.

 

Tengo fósiles apaciguados brotando de las arenas
cardúmenes heroicos peleando con la historia conocida;
sé que estos peces de colores
han descendido suaves por mis aguas internas
porque yo era hueco de un río
y cama de un mar.

 

Mi cielo siempre azul
ha mirado
mientras las gotas y las sequedades
corrían mis cimas.

 

Ensayo otro viento
cantos frescos rodando en los pasteles,
otro parto que trae verdín sobre los ocres.
Soy valle,
pero no puedo dejar que los destellos
impidan el orden de mi reminiscencia.

 

Primero soy Patagonia.

 

 

 

(*) Escritora de General Roca. Poema tomado de su blog http://sanchez-silvia.blogspot.com.ar/