SONETO 7

 

Por Antonio Vicente Ugo (*)

 

El viento que sacude la jarilla,
un tibio sol tendido por la arena,
un lento caminar de ánima en pena
y contemplar el mar desde la orilla.
Repetido sentir de cosa ajena,
entusiasmo hacedor de maravilla.
Comprender que la vida es tan sencilla
que ni el amor alcanza a ser condena.
Luego vendrá el dolor, si es que aparece,
para cubrir el cielo por entero,
que el llanto a la lluvia se parece.
Yo que nunca lloré, me asombraría
si una tarde te grito que te quiero:
la verdad, no sé qué pasaría.

 

(*) Poeta chubutense. El poema “7” es de su obra “La tierra que me diste” (Editorial Vinciguerra, Buenos Aires, 1994)