RAÍCES

Por Mario dos Santos Lopes (*)

Bajamos de los barcos, de los micros,

emigrantes de otras patrias, otros cielos,

de otras provincias del resto de la Patria,

de la feroz persecución de la miseria

o en busca de la paz que nos negaron

llegamos con los ojos bien abiertos

lo pensamos muy bien, el trecho es largo,

largo el desierto y el camino solo

inundamos la mirada con azules,

y púrpuras, y gris, y acantilados,

llegamos sin tener más que lo puesto

entre hostiles miradas y sospechas;

seríamos “de afuera” para muchos,

seríamos de afuera, por un tiempo,

llegamos para irnos, muy de paso,

pero al fin, la casita y el terreno,

el trabajo, los hijos, el arraigo,

ilusiones, tristezas, amistades,

equilibrio del error y del acierto,

soledad ya no tan sola, y un buen día

nosotros que vinimos de los barcos,

o en camión, o en un micro polvoriento,

ya no somos extraños, “los de afuera”,

ya no estamos de paso, ya sembramos,

ya latimos al impulso de su espera,

corazón deseadense y andariego.

(*) Escritor de Puerto Deseado (1959-2017). Este poema forma parte de su libro “Recuerdos del Presente” (Ediciones Culturales El Orden, Buenos Aires, 2013).