Por Aurelio Sarriés (*)

LA MILONGA RIONEGRINA

Por Aurelio SARRIÉS (*)

Milonga, 30/09/1981

La milonga rionegrina

hoy quiere ganar las huellas

bajo este cielo de estrellas

y polvorientos caminos

en la voz de un rionegrino

que canta sus esperanzas

escalando la distancia

entre los valles y sus sierras

con la genuina fragancia

que es propia de nuestra tierra.

Naciste en el fogón

pa´ orgullo del rionegrino

cuando con Julio Argentino

hiciste la expedición.

te prendiste al diapasón

de la guitarra campera

sin que ninguna tranquera

le cierre paso a tu andar

y así te pueda cantar

cada criollo a su manera.

Creciste en el desierto

y entre las sierras nevadas

al ruido de la caballada

que galopó a campo abierto

lloraste cuando algún muerto

quedó en el medio del camino

porque lo apialó el destino

en la ruda atropellada

o lo apretó el caballo

al costalarse en la helada.

Más después con el carrero

abriste huella al progreso

y tal vez será por eso

que como el progreso avanza

seguís con suma constancia

alentando el rionegrino

pa´ que no cese su tino

en la pujante jornada

y te lleve enarbolada

como símbolo argentino.

Te metiste al galpón

en el tiempo de la esquila

y al entrar a las cocinas

fue dulce tu entonación

cuando vibró el diapasón

en una nota divina

al cantarle a alguna china

que te escuchó con placer

por ser como vos mujer

las dos gauchas y argentinas.

Cuando me envolvió el silencio

sin que te llame llegaste

milonga que te entregaste

como grata compañera

pa´ que mi raza campera

te cante con sentimiento

tenés varia´o el acento

por amarguras y halagos

como son en estos pagos

también variados los vientos.

(*) Escritor y cantautor nacido en 1941 en Aguada de la Piedra; paraje situado 50 kilómetros al sur de Maquinchao (localidad donde actualmente reside). Dedicado durante toda su vida a las tareas rurales, sus aficiones son la poesía y la guitarra. Adoptó el seudónimo de “El Trovero Rezagao”. Es integrante del Círculo de Escritores de Maquinchao, con quienes participó de la antología “Palabras que trajo el viento”. “La milonga rionegrina” fue tomada de su libro “Razones de un ignorante” (San Carlos de Bariloche, Taikén Editorial, 2014).