CUATRO MICROPOEMAS DEL LIBRO “GORRIONES DE LA NOCHE”

Por Jorge Curinao (*)

Mi tristeza viene de los puentes, no de la noche.

Casi no he conocido a mi padre, pero siempre lo he extrañado. Su ausencia es un niño sin alas: dibuja un pájaro.

De noche, el viento se detiene. Un perro que ladra inventa el desierto.

El viento es nuestro amor eterno: existe para que los álamos no se olviden de cantar.

(*) Escritor de Rio Gallegos. Micro-poemas tomados de su libro “Gorriones de la Noche” (Trelew, Remitente Patagonia, 2020).