ELIAS CHUCAIR (1926 – 2020)

LA PARTIDA DE UN ESCRITOR

Es imposible hablar de Literatura Patagónica sin mencionar a Elías Chucair. Los más de cuarenta volúmenes que comprenden su obra, son un sólido basamento para convertirlo en uno de los principales autores sobre los que se asienta el corpus literario regional. Se pueden citar, entre muchos otros, sus libros “Bajo cielo sur”, “Sur adentro”, “Desde Hullimapú”, “Con viento patagónico”, “Con grillos y silencios”, “Tiempo y distancia”, “El Maruchito hacedor de milagros”, “Cuentos y relatos”, “Hombre y paisaje”, “De umbral adentro” y “Acercando ayeres”. 

Chucair nació en Ingeniero Jacobacci el 25 de mayo de 1926. Al tiempo de empezar sus estudios en la localidad, su padre lo envió a continuarlos en el Colegio Salesiano de Viedma, donde conoció al padre Raúl Entraigas. Las poesías que el sacerdote escribía, difundidas a través de un periódico institucional y exhibidas en la cartelera escolar, despertaron en el joven una temprana afición por las letras. También hacia esta época, en el mismo establecimiento educativo, comenzó a incursionar en el teatro; una afición que mantendría con el correr del tiempo.

A lo largo de toda su rica y multifacética vida intervino activamente en diversas tareas en bien de la comunidad, incluso desde la función pública; a la par que desarrollaba su prolífica creación literaria. Sus obras muestran un estilo claro y atractivo; con una fuerte connotación regional que pone de manifiesto su profundo conocimiento de los personajes, las costumbres y los paisajes, naturales y humanos, de la Patagonia. El acervo cultural de la región fue una permanente fuente de inspiración de los textos salidos de sus manos; mostrando que la riqueza temática que esta tierra ofrece es valioso pábulo para la creación literaria.

A los títulos mencionados más arriba, y a fin de señalar aún más la importancia de su aporte a las letras sureñas, pueden agregarse “Dejaron impronta”, “Rastreando bandoleros”, “Anécdotas de un rincón patagónico”, “Cuentos y relatos patagónicos”, “Historiando mi pueblo Huahuel Niyeo / Ingeniero Jacobacci”, “Testimonios de antaño”, “Breves historias de mi pago”, “Quetrequile… el pueblo que fue”, “Teatro Vocacional en la Línea Sur Rionegrina”, “Antología poética”, “Desde la Patagonia de todo un poco”, “Del archivo de la memoria”, “Estampas y recuerdos”, “Rescatando ayeres”, “Hacia mis raíces… el Líbano”, “La Inglesa Bandolera y otros relatos”, “Partidas sin regreso de árabes en la Patagona” y “El collar del Chenque”. A ellos debe agregarse los más de treinta cuadernillos “Aquí y Ahora”, que narran episodios de la historia de su patria chica.

El pasado 30 de julio, en su ciudad natal, falleció el ilustre jacobacino. Recordando uno de sus títulos, se podría decir que ese día ocurrió su partida sin regreso. Sin embargo, como sucede con los artistas que se perpetúan a través de sus obras, Elías Chucair va a volver cada vez que un lector tome uno de sus libros, lo abra, comience a recorrer las páginas y, disfrutando de los textos escritos por la hábil y amena pluma del autor, reviva una vez más en su imaginación el legado del genial rionegrino.

J.E.L.V.