Entre las bardas
Por Margarita Borsella
Cuando el sol de primavera
besa las cumbres del oeste
se desprenden de los picos
gemas de cristal,
sobre la cresta de olas blancas
saltan entre el vapor de la montaña,
para luego bañar
remansos maitenenses.
Y allí cerca nace.
Se hace delgado, claro,
con la intensidad de un amor secreto.
Desde su naciente
danza por precordillera, mesetas y valles.
Fue en otros tiempos
testigo mudo de cantos de muerte,
de la lucha de pieles claras y oscuras,
y se tiñó de sangre y viento.
Pero en ojos del galés descubrió su sueño,
lo llevó hasta donde los sauces
dejan sus lágrimas en la orilla.
…Y en el valle fueron naciendo
Rawson, Gaiman, Dolavon
y como punta de rieles, Trelew.
Entre vendaval, greda y coirones
ve sacudir al desierto en translúcidas ondas.
Por bardas, altares y embalse,
tremola hacia el valle con sus nubes insulares.
Se viste de sol y de estrellas
y con un coro de gaviotas
se entrega a las olas
en un beso enamorado.
Bookmark and Share

SI LO DESEA, PUEDE VOTAR ESTE ARTÍCULO PARA EL RANKING DE BITACORAS.COM