SOLEDAD EN TU TIERRA

 

Por Antonio Vicente Ugo (*)

 

 

Desolada la tierra en la meseta
donde el viento es el único sonido,
triste como un ángel que ha perdido
El celestial mandato del profeta.
La rueda del molino ha decidido
enloquecer de rumbos con la aleta,
la jarilla plural nada respeta,
y por eso seguro que ha vivido.
En este cuadro opaco y deprimente
se transparenta el hombre que la habita
como un rígido soldado que no siente,
y a la más dura soledad resiste.
Mientras tanto la muerte lo transita,
se coagula en la tierra que me diste.

 

 

(*) Poeta chubutense. Este poema fue tomado de su obra “La tierra que me diste” (Editorial Vinciguerra, Buenos Aires, 1994)